Temáticas

De la herida a una nueva vida

Iñigo de Loyola fue herido por una bala de cañón en Pamplona, y esta herida fue el inicio de una nueva vida. Dios entró en su vida a partir de esta experiencia dolorosa. Su cambio o conversión fue largo y a través de varias experiencias.

La herida, que pudo ser algo trágico y fatal, Iñigo, con la ayuda de Dios, la transformó en frutos valiosos para la iglesia y la humanidad.

En el Congreso reflexionaremos sobre:

  • La herida de Iñigo y las heridas actuales en nuestro continente.
  • La manera de aceptar y acoger nuestras heridas (mediación socio analítica).
  • Una comprensión diferente de lo que significan las heridas. (mediación hermenéutica).
  • El camino para transformar las heridas en fuente de vida, de amor y servicio (mediación práctica).
  • La manera como Dios actúa con nosotros para ayudarnos con nuestras heridas.